¿Quién pago las balas que segaron la vida de David y Hageo?

DSC02745A primera hora  de la mañana del día  miércoles  en el parque central de  Cobán,  fue testigo de la llegada de dos ataúdes que llevaban los cuerpos a  quienes  fue segado la vida por unas balas que quieren detener la resistencia comunitaria por la imposición  de una hidroeléctrica en la comunidad Santa Rita vecina  a Monte Olivo.

La funeraria había terminado  su recorrido  y comunidades vecinas tenia  los vehículos y el  espacio  preparado para seguir con el velatorio, las familias   esperaban llegar a su casa, en su comunidad, pero no fue posible,  pobladores de una comunidad  situada antes  de Monte Olivo   había cortado la energía eléctrica,  no era seguro por lo que  todos los acompañantes decidieron  esperar  que saliera el sol.

Los primeros rayos de sol  salieron  y acompañaron   de nuevo el  recorrido hacia Monte Olivo, las patrullas de la Policía Nacional Civil y  representantes de la Procuraduría de Derechos Humanos  acompañaron la caravana.  Ningún  representante y autoridad municipal se hizo presente, pero el recorrido  se lleno de   consuelo y ayuda  de pobladores de  las comunidades de las pacayas en el kilometro 253, Chitocar, Balzatzul I y II , Cubilguitz y Secocpur quienes  salían a las calles  para  unirse al pesar y acompañar la caravana,  las mujeres   con sus hijos en brazos no podían creer que  dos  niños inocentes  estuvieran en  esas dos cajas blancas.

“Bienvenido Keke y Esthu, Yo te tengo a ti y tu  me tienes a mi. Yo me recuerdo la amistades nos hemos  compartidos entre nosotros”…  Estas  fueron las palabras de bienvenida  escritas en una cartulina por los niños  de la escuela oficial Rural Mixta de Monte Olivo, en la salida de  comunidad de Secocpur  para finalmente llegar a su comunidad.

Las lagrimas se confundían con el  sudor  de  quienes  en  el ingreso de Monte Olivo esperaban la  caravana.    Los niños   recorrían  el camino  con  paso  lento  ante la mirada de dolor de los  comunitarios para  que finalmente  los  ataúdes  reposaran en la escuela de la comunidad,   momentos de llanto y tristeza  se vivieron en las instalaciones de la escuela donde  los gritos de dolor  y desgarre de los padres  se  entrelazaban con las lagrimas de las compañeras, compañeros  y maestros  de David Estuardo y Hageo Isaac.

Valientemente el director de la escuela  agradeció por la compañía de comunidades vecinas  y organizaciones  campesinas e indígenas, de mujeres y populares,   en la ciudad así como durante  el recorrido de la caravana.   Reflexionó instando a los  pobladores a mantenerse unidos, esperando que  este  hecho  violento   hacia dos niños inocentes,  no aumentara  aún más  el conflicto y división dentro de los mismos hermanos.  Por  quienes apoyan  y quienes se resisten a  la instalación de una hidroeléctrica   que  será  instalada en el Rio Dolores.

Un vecino compartió  que   David y Hageo Isaac, se dirigían  al Río Dolores  a nadar  como lo hacían eventualmente cuando  fueron  interrumpidos por un hombre de  otra comunidad que buscaba a  un líder comunitario y ellos al preguntar que   para que lo buscaba él disparo contra ellos,   matando sus sueños de seguir viviendo libremente en su comunidad rodeada de bosques  y campos verdes  donde juegan todos los niños  de la comunidad.

Jonathan Chen de Monte de Olivo comento  que  su comunidad,  perteneciente  a Cobán  cabecera de Alta Verapaz, es una comunidad sin  luz,  ni agua potable, ni drenajes, todos los problemas que sufren es por el olvido de sus  autoridades municipales.

En el 2011 su comunidad  tuvo conocimiento   que   la finca  ubicada en Santa  Rita  fue comprada por una empresa, les llegaron a ofrecer  proyectos, energía eléctrica y desarrollo.   Pero para ellos eso no es desarrollo,  es dañar la madre tierra y  la comunidad donde   han vivido sus abuelos sus padre e hijos,   por eso  se resistieron e iniciaron  manifestaciones pacificas.

La llegada de la empresa a la comunidad solo ha traído  conflictividad social, división, persecución, criminalización, y hoy, muerte de dos víctimas inocentes  que salieron  al encuentro  de  unas balas asesinas.  La pregunta es ¿Quiénes  pagaron   las balas que  asesinarían a un líder comunitario y que terminaron con la vida inocente de David y Hageo?


Con información de Norma Sancir y fotografías de Andrea Tzirin y Yovani Gabriel
Prensa Indígena y campesina

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

One response to “¿Quién pago las balas que segaron la vida de David y Hageo?”

  1. Silvana says :

    Desde Argentina los acompañamos en su reclamo de Justicia ante este hecho de violencia que se cobró la vida de dos niños inocentes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: