Archive | noviembre 2013

Extractivismo, Militarización y Criminalización de los Territorios

Dentro de las mesas de trabajo que abordaron en la V Cumbre Continental de de Pueblos y Nacionalidades Indígenas se realizaron las análisis y reflexiones de como la industria extractiva de la mano con los gobiernos militarizan los territorios criminalizando y reprimiendo los  pueblos del continente.

Los gobiernos bajo una estructura represiva  se han puesto al servicio del  sistema neoliberal,   se visualiza como los gobierno están  siendo cómplices de este tipo de megaproyectos como lo es la industria extractiva.

Experiencias como las de Guatemala y Honduras son un claro ejemplo de las diferentes formas de represión que están realizando los gobiernos contra los pueblos de Abya Yala, entre los ataques de los se ven objeto las y líderes comunitarios se encuentran algunas como: intimidaciones, amenazas, secuestros, allanamientos de  oficinas de organizaciones, persecuciones judiciales,  hasta asesinatos.

Esta criminalización y represión que ejercen los gobiernos  es para mantener  y cuidar los intereses de las empresas transnacionales que quieren imponer estos megaproyectos de muerte en los territorios, este tipo de acciones se ven a lo largo de todos los países del Continente del Abya Yala.

Las comunidades indígenas de los diferentes pueblos del continente cada día se están organizando,, colocando sus propias propuestas de desarrollo, las cuales buscan mantener un equilibrio y armonización con la Madre Naturaleza.

A continuación dejamos un extracto de entrevista realizada a Eugenia Valey, joven indígena Maya Achí de Guatemala,  en la que nos habla el  papel de las muejres indigenasy la importancia de la defensa del territorio  ante las amenazas de la industria extractiva.


 
Descolonizando la Información
Prensa Indígena y Campesina

Declaración de La María Piendamó… V Cumbre de los pueblos Originarios

IMG_0407¡La vida es sagrada, la vida es armonía. El Buen Vivir es vida y armonía.

Para el Buen Vivir y la Vida Plena, la Paz es ineludible!

Considerando:

Que los pueblos indígenas de Abya Yala, resistimos y seguiremos resistiendo con dignidad y paz   con acciones colectivas de lucha frente a la exclusión histórica y sistemática contra la vulneración de nuestros derechos y nuestro paradigma como el Buen Vivir por parte de los Estados y la sociedad dominante. Ante ello nos reafirmamos en la vigencia del derecho propio, los tratados internacionales como el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y las leyes nacionales, por ello rechazamos todas las formas de  exclusión, discriminación de los Estados que tienen la obligación moral de implementar los derechos reconocidos.

Que el modelo económico neoliberal actualmente constituye el único paradigma por el que la mayoría de Gobiernos han venido apostando y otros no pueden escapar, son los que imponen políticas de despojo y saqueo de los bienes comunes en nuestros territorios (tierras, agua, bosques, biodiversidad, océano, aire y nuestros saberes) mediante mecanismos jurídicos  como los Tratados de Libre Comercio (TLC) y los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), contratos jurídicos con las empresas multinacionales  como la reciente amenaza contra la soberanía de los pueblos indígenas en la negociación del “acuerdo de la Alianza del  Pacifico”.

Que el nuevo proyecto económico neoliberal a través de los gobiernos de turno  han radicalizado su política económica extractivista en alianza con las empresas multinacionales respaldados por las oligarquías nacionales, dando continuidad al modelo capitalista; además se militariza los territorios, se criminaliza la protesta y se penalizan las movilizaciones de los pueblos indígenas y  sectores sociales con  acciones  de represión, persecución, judicialización a las autoridades y  líderes indígenas y sociales, como una política del estado con la única finalidad de  garantizar el saqueo y la depredación .

El modelo depredador y de explotación irracional ha puesto en riesgo la vida y la vigencia de todos los seres del planeta y los gobierno hasta el momento no cuentan con políticas ni estrategias para contrarrestar los impactos del cambio climático y sus efectos; sin embargo, desde los interés económicos se pretende considerar como una mercancía el carbono y luego se pretende crear un fondo para colocar a nuestros bosques en el mercado mediante REDD. Además en su afán de salvar sus crisis y trasladarlo hacia nuestros territorios, acuerdan bajo el concepto de “economía verde”  comercializar hasta la belleza de nuestros paramos, bosques, ríos, lagunas, conocimientos tradicionales y los espacios de conservación como el territorio de los pueblos no contactados,  para vulnerar con mayor facilidad nuestros territorios y medios de vida de  todos los seres, sin la consulta ni el consentimiento de nuestros pueblos  lo que agudiza nuestra situación de exclusión.

La política neoliberal está en una crisis estructural generalizada: crisis  económica, ambiental, climática, energética, alimentaria, migración de miles de seres humanos como nunca en la historia, la perdida de moral y son ellos mismos que plantean las alternativas basado en el  libre mercado y la  privatización para salvar su crisis; por ello el movimiento indígena nos proponemos a fortalecer  nuestra economía alternativa del Buen vivir, como la economía comunitaria, que debe ser  reconocida  fortalecida y ejercida por todos los pueblos y luchar para que sea establecida una política de estado como alternativa al pos-neoliberalismo.

Que los pueblos indígenas del Abya Yala ejerciendo la libre determinación nos hemos reunido en el Resguardo Indígena de La Maria Piendamó, territorio de  paz, convivencia, diálogo y negociación,  contando con la participación de más de cuatro mil delegados y delegadas de los pueblos y nacionalidades indígenas del Abya Yala, durante tres días de reflexión y debate sobre nuestros problemas, construimos nuestras propuestas, intercambiamos nuestras experiencias para continuar con el fortalecimiento a nivel  local, nacional y continental y global, con la espiritualidad y sabiduría de nuestros abuelos RESOLVEMOS:

  1. Reconocer la importancia histórica del territorio de La Maria Piendamó como un espacio de convivencia, el dialogo y la negociación entre los pueblos indígenas y el Estado de Colombia; ratificamos que en La María Piendamó ha florecido la palabra, la convivencia y el dialogo entre la diversidad de culturas que nos hemos encontrado en la V Cumbre; pero no podemos dejar de hacer sentir nuestra indignación por el asesinato de 2 hermanos indígenas durante la realización de la Cumbre, y hacemos votos para que la Paz llegue a Colombia y a todos los pueblos indígenas del mundo.
  2. Ratificar la Declaración de la II Cumbre Continental de Mujeres Indígenas del Abya Yala; la declaración de la Asamblea de Jóvenes Indígenas; y la Declaración de la II Cumbre Continental de Comunicación Indígena.
  3. Saludar la resistencia tenaz de nuestros pueblos indígenas y sectores sociales del continente en contra de modelo neoliberal y capitalista, así como la lucha política en los diversos espacios nacionales y globales, que representa que los pueblos continuamos en el camino de lucha por la dignidad y la defensa de la Madre Tierra, por tanto exigimos el respeto a la soberanía y libre determinación, tolerancia, garantía jurídica, mecanismos sinceros de dialogo, consulta para el consentimiento libre, previo e informado y la implementación plena y efectiva de todos los derechos reconocidos  por los Estados en el continente y el mundo.
  4. Saludar la Minga indígena, social y popular realizada en Colombia con el liderazgo de los pueblos indígenas agrupados en la ONIC y el paro agrario contra los impactos de los tratados de libre comercio en las actividades de los campesinos e indígenas. Así como, el proceso de Diálogo de Paz iniciado en Cuba entre el gobierno de Colombia y las FARC; exhortamos a las partes a incluir en este proceso la participación, propuestas y aspiraciones de los pueblos indígenas en un marco de justicia social que garantice una paz efectiva para todo el pueblo.
  5. Reconocemos y saludamos las acciones colectivas y judiciales implementadas por los pueblos indígenas de la Amazonía del Ecuador en su lucha contra la empresa petrolera Chevron-Texaco por la contaminación ambiental e impactos sociales, territoriales y culturales. La sentencia de la Corte Nacional de Justicia ratifica el pago por los daños ocasionados por lo que demandamos el cumplimiento y ejecución de la sentencia. Hacemos un llamado a todos los pueblos indígenas del continente y el mundo a iniciar acciones judiciales y colectivas en defensa del territorio y la vida, tomando como referencia la jurisprudencia establecida por la Corte Nacional de Justicia del Ecuador y  la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
  6.  Rechazar la actuación de la Corte de Constitucionalidad  de Guatemala que anulo la condena por ochenta años de prisión por genocidio al pueblo Maya al dictador Efrain Rios Montt, dictado por la Corte Suprema de Justicia.
  7. En el año 2014  en las naciones Unidas se realizará la Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas en New York donde los Estados presentaran sus informes y analizarán el cumplimiento de la “Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas”. La Cumbre manifiesta que quienes asistan sean representantes legítimos de las organizaciones territoriales  en representación de nuestros pueblos, por lo que llamamos a los organizadores de la ONU acreditarlos sin restricciones y allí dar  a conocer las propuesta elaboradas previa, durante y posterior a la V Cumbre.
  8. Reconocer el protagonismo de los pueblos indígenas de Abya Yala y del mundo en el ejercicio y la exigibilidad de los derechos colectivos, mediante acciones y propuestas a fin de concretar la implementación de los Estados Plurinacionales, políticas del Buen Vivir, respeto y protección de los derechos de la Madre Tierra, la democracia y la economía comunitaria.
  9. Manifestamos nuestra solidarizar con el pueblo de Cuba por histórica lucha contra el bloqueo económico inmoral que impone el imperio de los Estados Unidos, y demandamos la inmediata libertad de los 5 presos políticos cubanos.
  10.  Manifestamos nuestra solidaridad con nuestros hermanos y hermanas que son víctimas de la violencia de los Estados en el marco de la resistencia indígena por la defensa de la vida y el territorio. De igual manera condenamos la violencia estructural contra las mujeres indígenas.

Nos comprometemos:

  1. A consolidar la unidad de los procesos organizativos y el gobierno de los pueblos y nacionalidades en los territorios propios, a nivel  nacional, continental y global para fortalecer y reinventar estrategias de resistencia frente al modelo económico neoliberal y extractivista.
  2. A participar de la articulación indígena continental en el marco de los procesos hacia las cumbres continentales de pueblos indígenas, de mujeres, de jóvenes, de comunicación y otras manifestaciones de los pueblos indígenas que contribuyan a la articulación y unidad del Abya Yala dirigidas por  nuestras organizaciones territoriales: COICA, CAOI, CICA y WAQ’IB KEJ.
  3. A continuar y radicalizar las acciones de lucha en defensa y recuperación de los territorios despojados por medidas y actividades extractivas, los conflicto armados, los megaproyectos de infraestructura y todas las demás formas de violencia que afectan la integridad de los territorios y rompen con la armonía y los sistemas de vida de los pueblos indígenas.
  4. Denunciar los asesinatos, la criminalización, la persecución, la judicialización de las autoridades de los pueblos indígenas, lideres y lideresas de los pueblos por las autoridades militares, políticas y judiciales, y llamamos al cese de estas acciones.
  5. A ejercer los derecho propio y colectivos en los territorios de los pueblos de Abya Yala, de manera especial el derecho a la consulta libre previa e informada y consentimiento; exigimos a los Estados la aplicación y respeto de los derechos reconocidos en los marcos jurídicos e instrumentos internacionales y activar los acciones legales ante las instancias internacionales para demandar la violación de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas.
  6. A implementar el modelo del Buen Vivir como la alternativa desde los pueblos indígenas para toda la humanidad. En este marco nos comprometemos a construir planes de vida y Buen Vivir en cada uno de nuestros pueblos y nacionalidades (territorio, educación y cultura, salud, economía y producción, desarrollo institucional, organización y resolución de conflictos).
  7. A fortalecer la participación  en las estructuras de los pueblos y espacios de participación  de las mujeres como actoras en las instancias nacionales e internacionales, así también garantizar el ejercicio de los derechos y acceso a la justicia en el presente y futuro de tal manera que la participación sea paritaria / dualidad / complementaria (hombre-mujer), así como de la juventud. Solo así garantizaremos la sostenibilidad de nuestra identidad cultural y procesos organizativos.
  8. Reconocer el rol activo y decisivo de la mujer en la resistencia al extractivismo y garantizar su participación con poder de decisión en el ejercicio de la libre determinación de los pueblos.
  9. Impulsar la creación del Consejo de Jóvenes del Abya Yala garantizando una participación equitativa y real en los proceso organizativos de los pueblos y nacionalidades como órgano de articulación de agendas y participación de los jóvenes y organizar la  primera cumbre continental de la niñez y juventud efectuarse en el marco de la VI Cumbre continental de los pueblos indígenas
  10. Declarar el 12 de octubre como día de la resistencia continental contra el capitalismo extractivista y el saqueo de los bienes naturales por la gran  minería, la explotación petrolera, el gas, los megaproyectos, reafirmando la autodeterminación de los pueblos indígenas.
  11.  A implementar de forma efectiva y estratégica la “diplomacia de los Pueblos”  en el marco de la solidaridad  entre los pueblos indígenas de la región y promover “misiones diplomáticas” de tal forma que podamos fortalecer la incidencia y exigibilidad de los derechos colectivos ante los Estados y los organismos internacionales para demandar la atención urgente a situaciones graves de violación a los derechos colectivos de los pueblos indígenas.
  12. Fortalecer nuestro sistema de economía propia de los pueblos indígenas mediante el fortalecimiento de las cooperativas comunitarias, trueques, ferias de productos y fortalecer los mercados comunitarios, recuperación de semillas y los conocimiento de los abuelos y abuelas,  articulada de manera intercomunitaria, interregional y entre países, a fin de garantizar una alimentación sana y armónica, por el Buen Vivir /Sumak Kawsay.
  13. Convocamos a una Minga Indígena Continental por la Vida Plena y el Buen Vivir, para la protección y defensa del territorio; libre determinación, autonomía y gobierno propio; el desarrollo propio; crear sistemas de defensa propia (Guardia Indígena) en nuestros territorios.
  14. Articular y desarrollar una agenda indígena continental de comunicación, acciones y campañas que permitan incidir en el marco jurídico y políticas públicas de comunicación ante los Estados y garantizar los tejidos de comunicación propios como ejes fundamentales para la defensa de los territorios.
  15. Revitalizar un sistema de educación propia con sabiduría de nuestros mayores desde nuestros territorios para evitar que la niñez y juventud se desvinculen de su identidad y el territorio, y defender el sistema de educación intercultural en los países del Abya Yala.
  16. Considerar la activa participación de nuestros  sabios y guías espirituales en nuestras actividades y actos que  están relacionados en nuestros territorios y en la interculturalidad fuera de ella.

Demandamos:

  1. A los Estados el reconocimiento e implementación de los Estados Plurinacionales que implica la convivencia de pueblos y nacionalidades con sus propios sistemas de vida y se respete los derechos individuales y colectivos; dar un salto  post-neoliberal de los Estados capitalistas, verticalistas, neoliberales.
  2. Que los Estados deberán desarrollar políticas públicas que reconozcan la diversidad, la autonomía y la libre determinación, y se declare  a la Madre Tierra y el agua y todos los demás elementos del territorio como seres vivos y sujetos de derecho.
  3. Que los Estados implementen el derecho a la consulta previa para obtener el consentimiento libre, previo e informado; así como respeten los resultados de las consultas comunitarias implementadas por los pueblos indígenas con relación a políticas públicas, leyes y megaproyectos en nuestros territorios en cumplimiento del derecho propio y el Convenio 169 de la OIT.
  4. Exigimos a los Estados la implementación obligatoria de los derechos de los pueblos indígenas reconocidos  en el Convenio 169 de la OIT y Declaración de Naciones Unidas, que garantiza la libre determinación de los pueblos indígenas y los demás derechos.
  5. Exigimos la inmediata suspensión de actividades  de exploración, explotación, y el incremento de transgénicos  y agro tóxicos en territorios de pueblos indígenas.
  6. Rechazamos los Tratados de Libre Comercio y acuerdos bilaterales de inversión que vulneran los derechos colectivos de los pueblos indígenas, a la pachamama (Madre Tierra) cuyos efectos atenta el sistema de vida de los pueblos indígenas.
  7. Exigir el cese y la persecución y criminalización de los líderes y lideresas sociales,  así como el aniquilamiento de las comunidades indígenas y organizaciones sociales defensores de los derechos humanos y de la Pachamama (Madre Tierra).
  8. Demandar a las Naciones Unidas una impostergable Declaración Universal de los Derechos de la Pachamama (Madre Tierra) con ocasión de la Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas en 2014.

Resguardo Indígena La María de Piendamó, 15 de Noviembre de 2013.

MANDATO DEL TERCER ENCUENTRO CONTINENTAL DE JÓVENES INDIGENAS DEL ABYA YALA

IMG_0140Reunidos en el resguardo indígena La María, Piendamó,  departamento del Cauca, Colombia.durante los días 11 y 12 de Noviembre del 2013 jóvenes de: Colombia, Ecuador, Bolivia,  Guatemala, México, Estados Unidos y Canadá, con el fin de analizar, discutir y propone ante la actual situación política, Social, Económica,  cultural y organizativa que vivimos las y los jóvenes indígenas del Abya Yala, mismos que atentan contra la pervivencia de nuestros pueblos y de la   madre tierra.

Las y los jóvenes presentes en este III Encuentro Continental de la Juventud en el  marco de la  V Cumbre Continental, aclaramos  que nuestros procesos son una ventana para  seguir haciendo  la articulación y la unidad al interior de nuestras comunidades indígenas, que es prioritario y urgente, que nosotros como jóvenes, integrantes de nuestros pueblos seamos actores estratégicos para el cambio en los espacios  que se generen alrededor del movimiento indígena,  aportando en la construcción  y tejido de los procesos de los mismos.

Que las y los jóvenes indígenas no hemos sido ajenos a las problemáticas que vivimos en nuestros  pueblos, a la  necesidad de seguir trabajando de manera colectiva con nuestros mayores, ancianos, mujeres y niños, como mecanismo para seguir fortaleciendo nuestros  principios de lucha, y seguir avanzando en la unidad como hermanos del ABYA YALA.

Es por ello que en esta V CUMBRE DE LOS PUEBLOS INDIGENAS, ratificamos  esa  voz de unidad y el compromiso pleno de seguir avanzando en el fortalecimiento de nuestros procesos,  articulados desde nuestras autoridades  y organizaciones, avanzando en tejer la autonomía  y la identidad que nos caracteriza como pueblos originarios del ABYA YALA.

“Nosotros somos como estas semillas de la historia que contamos. Fueron puestas en arcilla para preservarlas. Las semillas eran durmientes y escondidas, para protegerlas, pero nunca fueron completamente destruidas, solo durmiendo y esperando su tiempo para despertar y florecer de nuevo. Y antes de que estas semillas fueran puestas en la arcilla, las semillas venían desde plantas fuertes y florecientes, con una historia milenaria y un ciclo de vida. Similarmente, venimos de culturas florecientes, con sus historias y saberes, que cuando fueron atacados e invadidos hace 500 años, se pusieron como durmientes para protegerse. Pero aunque esteban ocultas, siempre se profetizó que iban a volver para ayudar a sus pueblos a florecer de nuevo. Como juventud de la profetizada Séptima generación, somos las semillas preservadas y protegidas, y nos toca avanzar en este tiempo para ayudar a nuestros pueblos a florecer”

En ese sentido y analizando la situación que se vive al interior de cada país presente,  articulado a sus organizaciones locales; los y las jóvenes  presentes en esta V CUMBRE DE LOS PUEBLOS INDIGENAS, reflexionamos  frente a la difícil situación que vivimos en nuestros pueblos  y donde identificamos las siguientes problemáticas:

  • Debilitamiento de las Economías  Propias: producto de la embestida capitalista, el fortalecimiento de monopolios de las grandes empresas,  que  se expresa en la destrucción de las economías populares y comunitarias, falta de producción  de alimentos y semillas propias, que agudiza la migración, promovido por la ausencia de inclusión en el sistema productivo. Proponemos generar iniciativas económicas desde la realidad de las y los jóvenes.
  • Nuestros Territorios fuentes de Vida, están siendo saqueadose invadidos por las empresas extractivas nacionales y transnacionales, por esto declaramos el No rotundo a estas; por esta razón los y las jóvenes indígenas del AbyaYala, nos comprometemos a consolidar la Autonomía  plena de los territorios, implementando la Guardia Indígena Comunitaria, en ejercicio de reconstruir el Poder Popular.
  • Identidad cultural: la sociedad excluyente impuesta desde el poder político económico dominante, que intenta borrar nuestra memoria histórica, negando y ocultando las formas de vida de nuestros pueblos. Por esto los y las jóvenes indígenas del Abya Yala, proponemos y nos comprometemos a sostener el fortalecimiento de las  prácticas de los saberes ancestrales, a través del empoderamiento de los espacios sagrados y ceremoniales, en todas las actividades propias de nuestras organizaciones.
  • La educación colonizadora dominante, que intenta imponer su tesis, deslegitimando los conocimientos propios  y ancestrales, generando un proceso de alienación y aculturación en  nuestras comunidades. Los y las jóvenes indígenas del Abya Yala, planteamos la consolidación de una real  educación intercultural, propia, publica, popular y comunitaria, que respete las prácticas y principios  ancestrales, planteada desde las realidades de cada uno de los territorios.

Realizando un análisis de la situación que se vive en los distintos países del continente y con el propósito de tejer un camino que nos lleve a superar las problemáticas que vivimos, concluimos lo siguiente:

  • Nuestro compromiso con el fortalecimiento de los procesos juveniles indígenas, considerando que esto aporta al fortalecimiento de nuestros pueblos y organizaciones.
  • Creación de escuelas de formación socio política y organizativa, para la niñez y  juventud en cada país del Abya Yala, con el objetivo de fortalecer las organizaciones indígenas.
  • Crear un equipo de comunicación virtual, que difunda la información del proceso juvenil e indígena, garantizando una mejor articulación y comunicación, que aporte a la organización de la I cumbre de jóvenes del Abya Yala. Estará conformado, por dos delegados (mujer y hombre) de cada país integrante, para la construcción de una página web  y  blog, con herramientas de las redes sociales, que difunda el trabajo de todos los países y al mismo tiempo se trabajaráen coordinación con los comunicadores indígenas del Abya Yala.
  •  Creación del Consejo de  Coordinación de jóvenes del AbyaYala, liderado por la dirigencia de la CAOI y por las Articulaciones asistentes en el tercer encuentro continental de jóvenes indígenas.
  • Respaldamos el proceso de paz que desarrolla el pueblo colombiano y exigimos que dentro de este sea tomado en cuenta las demandas históricas de los pueblos indígenas, que se concretan con un espacio en las negociaciones que se están llevando a cabo en Cuba, para el respeto a su territorio, a sus saberes tradicionales, formas de convivencia, ya que sin esto no podrá existir una paz verdadera.
  • Proponemos la realización de una marcha continental por la vida y el territorio, que nos permita recorrer los caminos de luchas conjuntas, estrategias coordinadas hacia la autodeterminación plena de los territorios. Esta marcha continental por la vida y el territorio ira avanzando en su proceso de consolidación.
  • En este contexto, el III encuentro Continental de juventud solicita a esta V Cumbre  que declare  la realización de la I cumbre continental de la niñez y juventud a desarrollarse en el marco de la VI Cumbre de los pueblos del Abya Yala.

Es dado y firmado por el Consejo de Coordinación de Jóvenes del Abya Yala, en el territorio de dialogo, convivencia y paz, Resguardo la María Piendamó, Cauca-Colombia, a los 12 días del mes de noviembre de 2013.

DECLARACIÓN II CUMBRE CONTINENTAL DE MUJERES INDÍGENAS DEL ABYA YALA

IMG_0058“Nuestro sueño es la realización del buen vivir en las prácticas cotidianas de nuestros pueblos.  Que las mujeres y familias vivamos en armonía y en equilibrio, libres, en territorios seguros y con autonomía”

Nos encontramos en la II Cumbre Continental de Mujeres del Abya Yala, los días 11 y 12 de noviembre, en el Territorio de Diálogo Convivencia y Paz del Resguardo de La María – Piendamó, Cauca Colombia, más de mil mujeres, provenientes de Ecuador, Bolivia, Perú, Guatemala, México, Chile, Venezuela, Panamá y Colombia y acompañadas de personas fraternas de otros pueblos, que luego de recorrer cientos y miles de kilómetros, nos encontramos para avanzar en el sueño de tejer experiencias y pensamientos, desde la diversidad que somos como mujeres, mayoras, jóvenes y niñas para la vida buena de todos nuestros pueblos.

Autoconvocadas, luego de 4 años recorridos desde la I Cumbre Continental de Mujeres Indígenas de Abya Yala realizada en mayo del 2009 en Puno – Perú, en la que nos encontramos para construir agendas internacionales de integración y solidaridad ante la ausencia de políticas favorables para las mujeres indígenas; nos reunimos hoy, precisamente para reafirmar los avances de estos años, como la participación de las mujeres en la resistencia frente a la expansión del extractivismo y saqueo de nuestros territorios, la lucha ha sido permanente como en Bagua y por la defensa del agua (Perú), la defensa del TIPNIS, Aguarague y Mallko Quta (Bolivia), el Yasuni en Ecuador, la Minga Social Indígena y Popular por la Vida, el Territorio, la Autonomía y la Soberanía en Colombia; la lucha y resistencia permanente de la mujeres Mapuche Lafkenche, el permanente levantamiento de las mujeres indígenas de Guatemala, la lucha contra la criminalización de las mujeres indígenas de todo el Abya Yala.

En esta segunda Cumbre nos propusimos analizar y evaluar los modelos de desarrollo que se están implementando en el Abya Yala para trazar estrategias de resistencia coordinada por la defensa de los derechos humanos y colectivos de las mujeres indígenas del continente; de igual manera la experiencia de violencia que vivimos ha sido objeto de reflexión para proponer mecanismos que nos fortalezcan como mujeres e indígenas y apunten a la transformación de las estructuras que perpetúan la discriminación, el racismo y las desigualdades.

La invasión que empezó hace más de quinientos años en Abya Yala aún no ha terminado. Hoy todos nuestros territorios están siendo expropiados para la explotación del agua, el oxígeno y los bosques; la imposición de economías extractivas y la realización de mega proyectos que aunque producen riqueza a los Estados, no significan ningún beneficio para los pueblos, por el contrario, dejan a su paso muerte, miseria, dolor, robo de nuestros recursos, de nuestra sabiduría y pérdida de la soberanía. El saqueo del oro, el petróleo ha generado un desequilibrio en la vida de los pueblos, afecta nuestra cotidianidad, la relación con la Madre Tierra, la espiritualidad y la armonía comunitaria.

El extractivismo, la militarización, el reclutamiento de jóvenes indígenas, los conflictos sociales y armados, las fronteras que nos imponen limitaciones para transitar libremente por los territorios han impactado de manera particular la vida de las mujeres. Desde cientos de años atrás hasta el presente somos víctimas de discriminación y falta de posibilidades para una vida digna, así como de las violencias más extremas: muertes, persecuciones, violaciones sexuales, violencia física y psicológica, por ser mujeres y por ser indígenas.

Ante esta realidad, tenemos el reto de posicionar nuestros conocimientos y saberes con dignidad, y desde el trabajo colectivo y la complementariedad entre hombres y mujeres. Si sólo tenemos una sola ala no podemos volar tan lejos, pero si tenemos dos alas, podemos volar más.

Nosotras las mujeres indígenas presentes en la II Cumbre Continental del Abya Yala: 

AFIRMAMOS

• Que el ejercicio de los derechos de las mujeres indígenas empieza por empoderarnos de nuestras vidas y nuestros cuerpos y al rechazo de todas las formas de violencia que atentan contra la integridad física, espiritual y emocional.

• Que la realización del Buen Vivir se fundamenta en la reconstrucción de la complementariedad entre mujeres y hombres y con todos los seres que habitan los territorios para la revitalizar nuestros valores y principios como pueblos originarios.

• Que los Estados son los responsables de garantizar los derechos individuales y colectivos reconocidos a nivel nacional e internacional, respetando la Autonomía y la libre autodeterminación de los pueblos.

NOS PROPONEMOS

• Fortalecer nuestras agendas y acciones de mujeres que respondan a los cambios y dinámicas que vivimos en nuestras realidades y problemáticas con base en la participación colectiva.

• Mantener, replicar e intercambiar experiencias de formación y organización que nos aportan herramientas para avanzar en nuestros procesos colectivos como mujeres.

• Posicionar una visión amplia de la comunicación desde las mujeres indígenas, partiendo desde nuestra cosmovisión, espiritualidad y educación propia.

• Las mujeres acá presentes, nos comprometemos a continuar con los procesos de liberación puestos ya en marcha para la descolonización de la Madre Tierra que se manifiestan en lo local y nacional. Y hacemos un llamado para que en el nivel continental e internacional, unifiquemos esfuerzos para fortalecer la resistencia.

• Cuidar la Madre Tierra, hacer un uso respetuoso de suelo, mantener las semillas tradicionales y respetar los sitios sagrados.

• Continuar en el ejercicio de incidencia y exigibilidad de nuestros derechos individuales y colectivos en escenarios nacionales e internacionales acordados en los diferentes mecanismos de defensa de los DD.HH. de las Naciones Unidas y del Sistema Interamericano.

• Auto-convocarnos para la realización de un encuentro de mujeres indígenas migrantes.

• Conformar la Coordinadora Continental de Mujeres Indígenas del Abya Yala. Otorgándosele la responsabilidad a las Coordinadoras Regionales (CAOI, CICA, CIMA y COICA) para que en un plazo corto se reúnan las mismas, con la finalidad de articular agendas con la resolución de la presente Cumbre.

• Garantizar la participación efectiva de las mujeres indigenas en los procesos internacionales, como la Conferencia de Pueblos Indigenas (New York 2014), Cairo, Beijing, CEDAW, COP y la construcción de las ODS.

EXIGIMOS
Al Movimiento Indígena:

• Tomar medidas efectivas para garantizar el acceso de las mujeres a la justicia propia.

• Para mantener el equilibrio en nuestras organizaciones, es necesario garantizar el ejercicio de alternancia entre hombres y mujeres, y nuestra participación en igualdad de condiciones.

• Fortalecer los programas de Educación propia, programas de mujeres, familia y jóvenes.

• Adoptar medidas comunitarias que regulen el acceso a cargos de autoridad a miembros que tengan antecedentes de violencia contra las mujeres, las niñas y los niños, y en casos de alcoholismo y drogadicción, cuando estas prácticas no hayan sido sancionadas ni armonizadas por la comunidad.

• Compromiso, unidad, solidaridad y coherencia con nuestra identidad y nuestro plan de vida. Que todo esfuerzo de resistencia apunte al fortalecimiento del gran proyecto de resistencia del Abya Yala y la vida plena para todas y todos.

A los Estados

• Garantizar la participación de las mujeres indígenas en la elaboración de Políticas Públicas.

• Crear las condiciones para que las mujeres accedan de manera efectiva a la justicia ordinaria, y establecer junto con las autoridades indígenas mecanismos de coordinación entre el Sistema Propio y el Sistema Ordinario.

• Adoptar las Políticas Públicas que garanticen el derecho a la educación y a la salud, enfatizando en la salud sexual y reproductiva, y la prevención y el tratamiento del VIH desde una perspectiva intercultural.

• Respetar los procesos de consulta previa, libre e informada según las normas y procedimientos propios de los pueblos, así como la no intervención del Estado en las decisiones comunitarias.

• Exigir reparación integral y justa ante deuda ecológica, ambiental, histórica y social con los pueblos indígenas.

• Reconocer y reparar los daños que las industrias extractivas causan en la vida de las mujeres indígenas y de sus familias.

• Que en todos los países se incluya los derechos laborales a las trabajadoras domésticas de todo el Continente, siendo muchas de ellas, mujeres indígenas, porque en el mundo ya se erradicó la servidumbre y la esclavitud.

• Detener los procesos de privatización de las semillas y el otorgamiento de patentes que atentan contra la vida de los seres humanos, como por ejemplo: el caso de la leche materna.

LA II CUMBRE CONTINENTAL DE MUJERES INDÍGENAS SE SOLIDARIZA CON LAS EXIGENCIAS DE LOS PUEBLOS INDIGENAS:

• Al gobierno nacional de Colombia, que se abra la participación de los pueblos indígenas y de las mujeres indígenas en los procesos de Paz que se realicen para el fin del conflicto político armado.

• Al gobierno de México, que declare la Alerta de Violencia de Género para el estado de Chiapas.

• Al gobierno de Chile, el cese de la violencia contra la mujer, jóvenes, niñas y niños del pueblo Mapuche Lafkenche.

• Al gobierno de Bolivia, reparación de los daños ocasionados en, la represión ocurrida en la VIII Marcha Nacional en defensa de la tierra, territorio, la vida y la dignidad, represión perpetrada en Chaparina el 25 de septiembre de 2011.

• A los gobiernos del Continente, exigimos garantías para las mingas, movilizaciones y acciones de exigibilidad de derechos de los pueblos indígenas y de las mujeres en el continente del ABYA YALA. Rechazamos la criminalización a la protesta social que se está realizando en los diversos países.

A la V Cumbre Continental de los Pueblos Indígenas solicitamos la adopción en su integralidad del mandato de la II Cumbre Continental de Mujeres y que apoye la realización de una movilización continental del Abya Yala contra las industrias extractivas.

Con la certeza de que el encuentro de hermanas del Abya Yala es una oportunidad única para la construcción colectiva de nuestro planes y hacia el reconocimiento pleno de nuestra ciudadanía como mujeres indígenas, decidimos que este espacio de la Cumbre Continental debemos fortalecerlo y para ello, proponemos nuestro próximo encuentro en tres años con el objeto de dar seguimiento a los acuerdos y procesos que en torno a esta cumbre se realizan en nuestros territorios.

La María Piendamó, 12 de Noviembre de 2013.

Mujeres Indígenas del Abya Yala sientan posiciones con respecto a su papel en los modelos de desarrollo

Imagen de la VResguardo La María, Piendamó, Cauca – Colombia, Noviembre 12 del 2013

–         Mesa Continental de Comunicación analiza el contexto jurídico de las políticas públicas para Pueblos Indígenas.

Demostrando que su papel en el mundo indígena se constituye en factor fundamental para el desarrollo de los pueblos, cientos de mujeres provenientes de varios países del Abya Yala han trabajado de manera organizada en el Territorio de Convivencia, Dialogo y Negociación de La María, en Piendamó, para analizar y evaluar los modelos de desarrollo que se implementan en el continente, los cuales afectan directamente sus territorios y formas de vida.

Distribuidas en seis mesas de trabajo, lideresas, mayoras y consejeras provenientes de los países participantes en la II Cumbre Continental de Mujeres Indígenas, han desarrollado una sabia y convincente discusión sobre la necesidad de trazar estrategias de defensa y resistencia en defensa de los Derechos Humanos y colectivos de las mujeres indígenas del continente.

Durante la primera jornada, sobresalió el impacto positivo generado en las participantes por las conferencistas, quienes las animaron a redoblar esfuerzos en pos de la reivindicación de los Pueblos Indígenas en temas relacionados con ‘Desarrollo e Industrias Extractivas en Territorios Indígenas’ y ‘Violación de los derechos de las Mujeres Indígenas’.

En el trascurso de esta tarde, se realizará la asamblea plenaria de la II Cumbre de Mujeres Indígenas, que producirá un documento final que resumirá las discusiones llevadas a cabo en las mesas temáticas, y servirá como insumo básico a la V Cumbre Continental de Pueblos Indígenas.

Mientras tanto, y fieles a su condición de buenos comunicadores, los más de 300 indígenas participantes en la Asamblea Continental de Comunicación Indígena han trabajado de manera comprometida en el ejercicio de identificar las alternativas jurídicas que permitan viabilizar las políticas públicas comunicativas de los Pueblos Indígenas en países como México, Bolivia, Ecuador, Chile, Perú, Estado de Arizona, Cataluña, España y Colombia.

En tal sentido, los comunicadores y autoridades presentes ratificaron el alcance de la comunicación propia, con sus dificultades y propuestas, para garantizar el acceso a los medios de comunicación en igualdad de condiciones a otros sectores sociales, para consolidar espacios de comunicación propios  a partir de la espiritualidad y la reafirmación de la identidad cultural de cada uno de los pueblos.

Según manifestaron los comisionados de la Comisión Nacional de Comunicación de los Pueblos Indígenas, la Fuerza Pública, la Iglesia y las universidades están en la misma categoría en el tema de radio que los Pueblos Indígenas, pero no cuentan con los mismos derechos que estos sectores para su sostenibilidad, situación que ha incrementado las responsabilidades y problemas de sostenibilidad de las emisoras indígenas.

El primer momento de la Asamblea generó una lectura del contexto en América Latina, con ganancias históricas por lo emanado en la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas, y normatividades particulares como la ley de medios de Argentina, la ley de cuotas de Ecuador y México y la Escuela de Comunicación de Bolivia.


Equipo de Comunicación V Cumbre Continental de los Pueblos y
Nacionalidades de los Pueblos Indígenas del Abya Yala.

Síganos y comparte:  http://www.cumbrecontinentalindigena.com

A %d blogueros les gusta esto: