Archive | agosto 2014

DEROGATORIA O PROTESTA Y MOVILIZACIÓN SOCIAL

LAS SEMILLAS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

DEROGATORIA O PROTESTA Y MOVILIZACIÓN SOCIAL

DEROGATORIA O PROTESTA Y MOVILIZACIÓN SOCIAL

Las organizaciones que convocamos al IV Congreso de Pueblos, Comunidades y Organizaciones EXIGIMOS LA DEROGACIÓN INMEDIATA de la recién aprobada Ley 19-2014 Ley de Obtención de Especies Vegetales, llamada también Ley Monsanto, aprobada por el Congreso de la República, la cual está formulada para beneficio exclusivo de los intereses de empresas transnacionales y nacionales.

Pueblos orginarios y comunidades del país, así como diferentes sectores sociales como lo son el sector académico, organizaciones indígenas y campesinas, de mujeres, universidades, medios de comunicación, pequeños y medianos productores, hemos realizado un Rechazo generalizado con suficientes argumentos juridicos, técnicos, cientificos, sociales, culturales y ambientales a dicha ley, ya que pretende privatizar las semillas haciendo dependientes a los productores de las empresas agropecuarias y transnacionale, ligando a esto la perdida total de la soberania alimentaría, que implica una mala alimentación insana que provoca y aumenta enfermedades en la salud de los seres humanos; condena a las y los campesinos a indemnizar a las empresas por daños y perjuicios conllevando prisión de uno a 4 años por utilizar semillas y plantas privatizadas por empresas o particulares.

Nuestro territorio ha sido fuente de origen de maíz, frijol, plantas y vegetales que fueron producidos por nuestros ancestros, estos conocimientos han sido heredados de generación en generación, aportando a la alimentación y salud de la especie humana. Con dicha ley se están adueñando ilegal e ilegítimamente de las semillas y del conocimiento tecnológico de los pueblos, queriendo patentar lo que nuestra Madre Naturaleza nos ha brindado, por estas razones RECHAZAMOS la privatización de la Madre Naturaleza y reafirmamos nuestro derecho a rebelarnos contra este injusto despojo.

CONDENAMOS la actuación de TODOS aquellos diputados y diputadas que, sin consultar a la sociedad, dieron su voto para la aprobación de esta leyes, así mismo rechazamos las propuestas y reformas a las leyes como lo son: la Ley de Minería que incluye un protocolo para las consultas, la ley de Servidumbre de paso obligatorio, la ley de Inversión y Empleo, las reformas al Código de Trabajo y el paquete de leyes en el marco de la competitividad y del empleo que atenta contra los derechos de las y los trabajadores, destruyendo los alcances del código de trabajo, las cuales posibilita la profundización de las actividades extractivas y de monocultivos, y extiende amplios beneficios fiscales a las empresas y las libera del cumplimiento de obligaciones que tienen con la sociedad.

Como integrantes del IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones vemos una actitud nefasta del actual Gobierno y condenamos el hecho que siendo este el año internacional de la Agricultura Familiar el Congreso de la República aprobara la Ley 19-2014 “Ley Monsanto” mientras que el Poder Ejecutivo continua con su política sistemática de represión desalojando a comunidades de sus tierras, criminalizando y deteniendo a líderes campesinos llegando al grado de regresar a las políticas de tierras arrasadas asesinando extrajudicialmente a campesinos que defienden su territorio.

NO ESTAMOS PIDIENDO MODIFICACIÓN A LA LEY

EXIGIMOS LA DEROGATORIA INMEDIATA DE LA LEY 19-2014 Y OTRAS LEYES QUE SON NOCIVAS PARA EL PAÍS, ESTO BAJO EL CLAMOR POPULAR DE LA POBLACIÓN ANTE EL PELIGRO QUE LOS PUEBLOS ENFRENTAN CON DICHAS LEYES

LOS PRODUCTORES ENFRIAMOS EL PLANETA Y ALIMENTAMOS EL MUNDO

POSICIONAMIENTO DEL IV CONGRESO DE PUEBLOS, COMUNIDADES Y ORGANIZACIONES SOBRE LAS LEYES QUE PRIVILEGIAN LOS INTERESES EMPRESARIALES

“DESDE NUESTRAS RAICES, SEMBRAMOS LAS SEMILLAS PARA UNA NUEVA SOCIEDAD

¡¡¡ FLORECERÁS GUATEMALA !!!

Iximulew, 29 de agosto 2014

NUEVAMENTE COMUNIDADES HAN SIDO VIOLENTADAS POR LA MAQUINARIA REPRESORA DE PÉREZ MOLINA

En la mañana de hoy jueves 14 de agosto la comunidad de Monte Olivo en Cobán Alta Verapaz, nuevamente ha sido golpeada y violentada en sus derechos, en esta ocasión, llego un fuerte contingente Policial a desalojar a las familias que habitan en esta comunidad, con el fin de proteger los intereses de la Empresa Hidro Santa Rita, S.A., el desalojo lo ha perpetrado las Fuerzas de la Policía Nacional Civil con un número mayor a las 125 radio patrullas y mas de 1,200 elementos policiales.

Durante la realización de este nuevo desalojo violento, y como consecuencia de esta acción gubernamental, se encuentran cinco comunitarios detenidos entre ellas y ellos: Obdulia Ical, Isabela Choc, Cristina y Carmen Hun y Magdiel Ical Hun de los cuales no se ha determinado a donde han sido trasladados, así mismo se encuentran mujeres en estado de gestación, hombres, niñas y niños golpeados, lastimados e intoxicados por el uso de bombas lacrimógenas. Este desalojo violento refleja también una clara actitud machista y racista del Estado hacia la dignidad de las mujeres, hombres y niños que ahora son criminalizadas por la defensa de sus derechos. Una violenta acción que contradice el precepto constitucional que obliga al Estado a garantizar la vida de sus habitantes, sin distinción alguna.

Nuevamente vemos como el Gobierno de Otto Pérez Molina violenta los derechos colectivos de los pueblos indígenas, al realizar este tipo de acciones que responden a una estrategia de represión, autoritarismo y de un gobierno entreguista a favor de las empresas transnacionales que solo buscan saquear todos nuestros recursos naturales, así como a la ocupación de grandes territorios para proyectos monocultivos e hidroeléctricos como en este caso, favoreciendo descaradamente a ciertas familias de la oligarquía nacional a costa de la vida misma de las comunidades.

Durante la gestión de Pérez Molina, se han realizado una serie de ataques a las comunidades que han mantenido una posición en defensa del territorio ancestrales y del cuidado de la vida. Estas acciones han contemplado estados de sitio, desalojos violentos, criminalización de líderes comunitarios y de organizaciones sociales, campesinas, indígenas y populares, persecución y arrestos ilegales, a esta criminalización se ha sumado ciertos medios de comunicación que tergiversan la información en favor de los intereses empresariales en alianza con el Estado.

Las organizaciones que integramos la Coordinación y Convergencia Nacional Maya

Waqib´ Kej nos solidarizamos con las familias de estas comunidades Q’eqchi’ afectadas en la realización de este desalojo violento.

Denunciamos y rechazamos estos hechos de violencia por parte del Gobierno de Guatemala y exigimos la inmediata liberación de las y los cinco hermanos comunitarios que han sido detenidos ilegalmente ya que estos no han cometido delito alguno y tampoco tienen orden de captura.

El pasado 09 de agosto el gobierno celebró el Día Internacional de Pueblos Indígenas en el Palacio Nacional, a cinco días de su hipócrita discurso desaloja violentamente a estas comunidades, ante ello exigimos a este Gobierno coherencia y que respete y haga valer los derechos colectivos de los Pueblos Indígenas, tal como lo establece el Convenio 169 y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas.

COORDINACIÓN Y CONVERGENCIA NACIONAL MAYA WAQIB´ KEJ

DESALOJO VIOLENTO EN MONTE OLIVO

http://www.ivoox.com/desalojo-violento-monte-olivo_md_3402681_1.mp3″ Ir a descargar

10177882_645352305559427_1751637818987846409_nEn seguimiento al desalojo violento que esta perpetrando las fuerzas de la polícia nacional civil de Guatemala, el cual se esta llevando acabo en la Comunidad de Monte Olivo, se encuentran 4 comunitarios detenidos entre los cuales se encuentran: Isabela Choc, Cristina y Cármen Hun y Magdiel Ical Hun de los cuales no se ha determinado a donde los han llevado.

Este desalojo violento lo esta llevando acabo un contigente mayor a las 75 radiopatrullas de las fuerzas policiales, los cuales han lanzado bombas lacrimógenas, intoxicando e hiriendo a niñas, niños, hombres, mujeres así como mujeres en estado de gestación, violentando los derechos humanos de la población comunitaria.

Así mismo nos informan que quien directamente esta dirigiendo el operativo violento es el Ministro de Gobernación Mauricio Lóperz Bonilla.

Dentro de este operativo están quemando la vestimenta de la población con mayor enfasis en los cortes (faldas) de las mujeres.

En declaraciones del compañero comunicador de la comunidad de Monte Olivo nos comenta sobre lo acontecido durante esta nueva jornada de violencia del Gobierno de Otto Pérez Molina.

Con información comunitaria
Descolonizando la información …Prensa indígena y Campesina

http://www.ivoox.com/desalojo-violento-monte-olivo-audios-mp3_rf_3402681_1.html?autoplay=1

Nuevamente estrategia de represión de Gobierno de Otto Pérez Molina

http://www.ivoox.com/nuevamente-estrategia-represion-gobierno-otto_md_3403526_1.mp3″ Ir a descargar

otto-perez-pide-ayuda-ee-uu-1En la mañana de hoy en la Comunidad de Monte Olivo Cobán Alta Verapáz se llevo acabo un nuevo desalojo violento por parte del gobierno de Otto Pérez Molina, violentando así los derechos colectivos de los pueblos indígenas, al realizar este tipo de acciones que responden a una estrategia de represión, autoritarismo y de un gobierno entreguista a favor de las empresas transnacionales que solo buscan saquear todos nuestros recursos naturales a costa de la vida misma.

Compartimos audio con declaraciones de lo acontecido en esta comunidad, la cual hga sido violentada nuevamente por la avaricia del Poder Económico de la mano del Gobierno de Pérez Molina.

Con información comunitaria
Descolonizando la información …Prensa indígena y Campesina

http://www.ivoox.com/nuevamente-estrategia-represion-gobierno-otto-audios-mp3_rf_3403526_1.html

DECLARACIÓN POLÍTICA IV CONGRESO NACIONAL DE PUEBLOS, COMUNIDADES Y ORGANIZACIONES

Declaración IV Congreso de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

Declaración IV Congreso de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

En la ciudad de Guatemala, 756 personas, 389 mujeres y 337 hombres de comunidades del norte, oriente, occidente, sur y centro del país, de los pueblos Kaqchikel, Tzutuhil, Mam, Ixil, Kiché, Q’anjob’al, Akateco, Qeqchí, Chuj, Tectiteco, Sipakapense, Poq’omchí, Uspanteco, Chortí, Achí, Pocomam, Xinka, Garífuna y mestizo, de más de 180 organizaciones campesinas y rurales, de pueblos, autoridades ancestrales, de mujeres y feministas, organizaciones no gubernamentales, juventudes y niñez, nos auto convocamos a participar en el IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones del 7 al 9 de agosto de 2014, con la consigna “Desde nuestras raíces, sembramos las semillas para una nueva sociedad, Florecerás Guatemala” y con el objetivo de hacer confluir nuestros caminos en la búsqueda del Buen vivir para la madre naturaleza, los pueblos, las mujeres y hombres que les constituyen, clausuramos nuestro Congreso en el marco del Día Internacional de los Pueblos Originarios, saludando su reivindicación y lucha histórica por la defensa de la vida y la construcción de un mundo más justo y equitativo.

Marcado por una participación mayoritaria de mujeres, una delegación de niñas y niños y una presencia de jóvenes y artistas, realizando el esfuerzo para garantizar la convivencia amistosa sancionando el acoso sexual hacia las mujeres, y generando espacios para la expresión cultural y artística de los pueblos, se vivió en fraternidad y complicidad la construcción de sueños y caminos conjuntos.
Rindiendo homenaje a las luchas históricas de los pueblos originarios que desde su herencia milenaria de sabiduría y relación de profundo respeto a la naturaleza, han resistido para evitar el daño causado por el modelo que sólo ve ganancia en donde lo que hay es vida. Recuperando la herencia, sabiduría y ternura de nuestras y nuestros héroes y mártires rebeldes y revolucionarios que nombraron las injusticias y lucharon para erradicarlas; siguiendo los pasos de las mujeres insurrectas que desde sus cuerpos e ideas irreverentes sembraron las semillas del pensamiento y la acción para el renacer de su existencia; nos congregamos por la imperiosa necesidad de defender la vida en plenitud.

Este modelo patriarcal, colonialista, capitalista-neoliberal con una estrategia extractivista, que se apropia de la energía, el trabajo y los cuerpos de los pueblos -mujeres y hombres-, dura ya más de cinco siglos, provocando solo empobrecimiento y desolación en el país, a lo cual se suma el elevado grado de violencia contra las mujeres e inseguridad ciudadana. La exclusión, racismo, discriminación, segregación cultural, política y económica del conjunto de la población, no hace más que agudizarse. Esto significa que no tenemos educación, salud, empleo digno, vivienda, entre otros elementos del bienestar humano. Las comunidades rurales de Guatemala soportamos en nuestra vida diaria las IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones
consecuencias de una alianza entre el Estado militar/policial y el mercado finquero y trasnacional, es decir, acaparamiento de tierras y reorganización económica productiva para conseguir más trabajo por menos salarios; el 88% de la población gana menos del salario mínimo.

El Estado protege, eso sí: a los capitales nacionales y trasnacionales de monocultivos como palma africana, hule, caña de azúcar, industria de minerales, hidrocarburos, hidroeléctricas y al capital prestamista, legal o ilegal, poniendo al servicio de ellos al ejército nacional y permitiendo a través del capital transnacional la importación del sicariato internacional, a lo que se suma a la existencia de ejércitos privados nombrados “empresas de seguridad privada”, que reviven la historia de contrainsurgencia, represión, las prácticas de violación y violencia sexual contra las mujeres y la persecución social con la modalidad de criminalización y judicialización, implicando que más de un centenar de mujeres y hombres estén detenidos, otras y otros con órdenes de captura pendientes en su contra y en procesos judiciales para limitar su derecho a la expresión en la lucha que impulsan por la defensa de los territorios y la vida.

La defensa de los múltiples territorios: cuerpos, tierra, naturaleza, memoria e historia y la promoción de una reforma agraria integral, están ahora entretejidas como nunca antes en la historia de Guatemala. No se pueden defender los territorios si no se transforman las relaciones de poder de dominio cotidianas, se detiene el acaparamiento de tierras y la violencia que la acompaña. Es legal y legítima nuestra aspiración al ejercicio del poder y al ejercicio de la autonomía de nuestros pueblos; es decir, nuestro derecho al ejercicio de formas de vida, cultura y relación con la naturaleza desde nuestra propia cosmovisión e intereses.
Este Congreso ha permitido escuchar las múltiples voces, quienes desde las identidades políticas que les hacen construir conocimientos y propuestas, han decidido poner sus energías en la construcción de una fuerza social que articule los múltiples sueños en las resistencias y construcciones colectivas.

De allí derivamos, que el esfuerzo conjunto se dirige hacia el replanteamiento de las relaciones que existen entre las personas y la naturaleza, entre mujeres y hombres, entre los pueblos que cohabitamos en el territorio y entre personas adultas y niñez. Coincidimos plenamente en la necesidad de repensarnos en términos personales, evidenciando los saldos que el sexismo, el racismo y el clasismo han dejado en nuestros cuerpos y nuestras formas de vivir y de relacionarnos con quiénes nos rodean.

Este ejercicio nos permite decretar que las relaciones deben estar basadas en el bien común, en el reconocimiento de la corresponsabilidad del cuidado de la vida entre hombres y mujeres y en la necesidad de que las nuevas formas de convivencia armónica desestructuren las relaciones de poder de dominio basadas en la propiedad privada. Estas relaciones deben potenciar la libertad, la autonomía, los placeres, la determinación de los pueblos, los cuerpos y los territorios para una vida digna y en armonía, lo que implica desestructurar la violencia contra la naturaleza, las mujeres y los pueblos.

Nos encaminamos conjuntamente al impulso de una Economía para la Vida, que parte del reconocer que las personas somos parte integral de la naturaleza y que las prácticas de dominio sobre ella nos están dejando saldos de muerte. De tal cuenta el reconocimiento y la necesidad de recuperar los conocimientos, sistemas de producción, la ciencia, la pedagogía y el arte de los pueblos originarios, nutren nuestros sueños que ven al pasado para pensar el futuro, constituyéndose en fuente de inspiración para crear las bases de esta propuesta.

Algunas de las guías para la construcción de esta Economía para la vida son la apuesta por la propiedad colectiva; el restablecimiento de la naturaleza después de la contaminación realizada; resaltamos el papel de los pueblos originarios en el impulso y mantenimiento del equilibrio entre las personas, la naturaleza y el cosmos; el reconocimiento a los aportes que las mujeres han hecho al sostenimiento de la vida; la necesaria redistribución entre mujeres y hombres, de las tareas de cuidado en las casas y las comunidades; la producción agroecológica, la recuperación de semillas originarias, la siembra y uso de plantas medicinales; el reconocimiento del papel de las diversas autoridades comunitarias como las comadronas, guías espirituales y el papel de ancianas y ancianos, son algunos de los elementos que constituyen nuestros sueños.

Para ello, se requiere de una nueva forma de organización social y política, a partir de reconocer que las leyes e instituciones actuales no nos sirven para el cuidado de la vida. Por ello requerimos construir esos espacios necesarios para garantizar la construcción de autonomías personales y colectivas. Es necesario resignificar el papel de las familias y constituir nuevas formas para la participación.

La necesidad ineludible de construir una “Nueva organización social y política” que garantice el bien común de las mayorías, sigue siendo uno de los retos mayores en esta coyuntura, al cual decididamente estaremos haciendo frente. Hoy asumimos el desafío de fortalecer nuestros pueblos, comunidades y movimientos, para hacer más sólidas nuestras articulaciones en la búsqueda de la instalación del Buen Vivir como forma de relacionamiento en todos los rincones del país.

Por eso hemos definido el impulso de diversas rutas de acción, que contemplan la resistencia, defensa, lucha, recuperación y mantenimiento de los territorios; la construcción de poder social y popular; el impulso de la economía desde los pueblos; la reconstitución de los pueblos; los desmontajes y desaprendizajes personales y colectivos para la descolonización, despatriarcalización y desmercantilización del pensamiento y del ser. Por último vemos como necesaria la sanación como herramienta política para generar la fortaleza para continuar la lucha.

Este Congreso marca un hito, nos brinda una base indicativa de rutas, es el inicio de otro camino que abre retos para ampliar las concepciones de alianzas con otras y otros, dándoles nuevos contenidos y construyendo perspectivas más abarcadoras, para identificar rutas nuevas, vernos y movernos desde otros lugares, recuperar la necesidad profunda de hacer una fuerza que posibilite los cambios en nuestros territorios.

Por ello hacemos desde ya el llamado a todas las comunidades, pueblos, autoridades ancestrales y organizaciones diversas, artistas, intelectuales, con una filosofía de lucha reivindicativa de las causas sociales, para que se sumen a este sueño de construir una nueva sociedad.

Por el florecimiento de Guatemala
Desde nuestras raíces sembramos las semillas de una nueva sociedad

A %d blogueros les gusta esto: